• institutovozzi

Natación y salud


Por Dr. Carlos R. Vozzi

La SALUD general y especialmente la SALUD CARDIOVASCULAR es un OBJETIVO más que un concepto. Cuando el músculo cardíaco realiza un buen ejercicio, la circulación de la sangre en todo el cuerpo humano aumenta. El ejercicio repetido supervisado por profesionales que cuidan la salud, nos conduce a un sistema circulatorio más sano y a un cuerpo saludable.

¿Por qué la natación es tan buena?


La natación trabaja en todo el cuerpo mejorando la capacidad cardiovascular, la fortaleza muscular, la postura y la flexibilidad al mismo tiempo. El sistema cardiovascular, en particular, se beneficia porque esta actividad mejora la utilización del oxígeno de su cuerpo sin sobrecargar el trabajo cardíaco.

A medida que la progresa en el entrenamiento y nada más, su frecuencia cardíaca y respiratoria por minuto se reducirán dado que el flujo sanguíneo del músculo cardíaco y los pulmones se tornan más eficientes.

La natación es única en sus beneficios para lograr salud cardiovascular porque ofrece un ambiente de bajo impacto en el que ejercitamos casi cada músculo de nuestro cuerpo.


Beneficios de salud adicionales de la natación


  • Adaptación de todo el cuerpo: La natación tonifica la parte superior e inferior de su cuerpo ya que al practicarla se utilizan casi todos los grandes grupos musculares.

  • Bajo riesgo de lesiones: Hay poco riesgo de lesiones al nadar porque no hay estrés en los huesos, articulaciones y tejidos conectivos dado que el peso corporal en el agua es 1/10 menor.

  • Ejercicio de bajo impacto en diferentes poblaciones: Por lo cual muchas personas se benefician con la natación. En poblaciones diferentes ofrece beneficios. Así en mujeres embarazadas la natación es beneficiosa pues fortalece los hombros y músculos abdominales que están bajo tensión al soportar el peso del embarazo. En adultos mayores retrasa la aparición de enfermedades crónicas relacionadas a la edad.

  • Mejora la presión arterial elevada: Estudios clínicos demostraron que una rutina de ejercicios que incluye natación puede reducir, y en algunos casos prevenir, la presión arterial elevada. Esto disminuye el riesgo de padecer infarto cardíaco y accidente cerebrovascular.

  • Disminuye el estrés: La natación es extremadamente relajante ya que aporta más oxígeno a los músculos y enseña y exige a regular su respiración.



Por eso la natación es tan importante para cuidar la salud cardiovascular, cuyo objetivo es:

  • Reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Mantener el peso controlado con una dieta adecuada

  • Mejorar los niveles de colesterol

  • Prevenir y mejorar la presión arterial elevada.

  • Aumentar la fuerza muscular y la habilidad para hacer otras actividades físicas.

  • Evitar fumar.


Y siempre se debe recordar que:

“La mejor manera de tratar las enfermedades es NO TENERLAS”

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo